martes, 27 de mayo de 2008

EL VERDADERO SIGNIFICADO DE LA LIBERTAD


Algunas personas tienen un concepto erróneo de la libertad, algunas dicen que “la libertad es yo poder hacer lo que yo quiera, cuando quiera y en el lugar que yo quiera”, pero están muy lejos de llegar al significado real de la libertad; porque hay una realidad que afrontar no estamos solos a nuestro alrededor hay personas, seres humanos semejantes a nosotros, que piensan, viven, sienten igual que nosotros, sin encontrar ningún tipo de superioridad ni inferioridad entre una persona u otra, lástima que muchos no lo entiendan, y al ejercer nuestra libertad debemos pensar también en los demás, sea sociedad, familia, Estado, etc.
Entonces, ¿qué es la libertad?
No necesitamos “intentar” definir con nuestros conceptos la libertad. La libertad ya está definida. Está definida en la carta magna en la constitución; donde están plasmados nuestros derechos y también nuestros deberes, allí en la constitución están definidas muchas libertades; una de las libertades más grande es la libertad en nuestra ideología, en nuestro culto, donde no debemos porque estar sujetos a ideologías impuestas por otros; sino que nosotros mismos decidimos a qué ideología acogernos o qué ideas concebir.
Está la libertad de expresión, libertad fundamental, por medio de la cual no se pueden censurar nuestras ideas. Y como éstas, hay muchas más libertades, pero es menester, que cada uno las conozca, porque si yo no las conozco, ¿cómo voy a defender o a reclamar mi libertad? ¿Cómo voy a defender mis derechos? O sea, que la libertad va de la mano con la información.
Pero antes de conocer nuestras libertades, es muy importante que conozcamos nuestros deberes, porque no tiene ningún sentido ni lógica si reclamamos nuestras libertades sabiendo que no cumplimos con nuestros deberes ya sea como ciudadanos, empleados públicos o privados, faltaríamos a la ética.
Así que las personas son más libres cuando tienen información acerca de sus derechos, pero esto debe ir acompañado de una buena conciencia, porque todos nosotros somos los forjadores de la sociedad, y tenemos deberes que cumplir; pensar en nuestros semejantes porque, es la única forma, claro está, con acompañamiento del Estado, que las determinaciones políticos-constitucionales cumplan un verdadero papel de liberación para el país. Somos libres también, cuando cubrimos nuestras necesidades básicas, cuando somos educados con una buena conciencia, somos libres cuando conocemos de verdad nuestros deberes (morales, políticos, constitucionales) y nuestros derechos.

1 comentario:

tania dijo...

Coincido en tu visión de libertad.
"Nuestra libertad termina donde comienza la de los otros".

Besos***